Comunicación Gastronómica

Con la boca llena

El 30 de agosto de 1946 el chef James Beard presentaba por primera vez ante los telespectadores norteamericanos el programa I Love to Eat. Duraba quince minutos y en él Beard preparaba en directo algunas de sus recetas favoritas. Está considerado el primer espacio televisivo independiente dedicado exclusivamente a la cocina de la historia y cabe pensar que no tuvo una audiencia masiva. En 2018, apenas 70 años después, en YouTube hay alrededor de 22 millones de canales relacionados de uno u otro modo con el oficio culinario.